Investigación de accidentes e incidentes de trabajo

Las investigaciones de accidentes e incidentes laborales se hacen con el principal objetivo de prevenir la ocurrencia de nuevos eventos. Pero, ¿qué se entiende por incidente y accidente en el campo laboral? 

El incidente es un suceso acaecido en el curso del trabajo o en relación a éste, que tuvo el potencial de ser un accidente, en el que hubo personas involucradas sin que sufrieran lesiones o se presentaran daños a la propiedad y/o pérdida en los procesos.

El accidente por su parte es un suceso repentino con consecuencias negativas, en el que hubo personas involucradas, daños en la propiedad y/o pérdida en los procesos.

Finalmente el accidente grave es aquel que trae como consecuencia amputación de cualquier segmento corporal, fractura de huesos largos, trauma craneoencefálico, quemadura de segundo y tercer grado,  lesiones severas de la mano, tales como aplastamiento o quemaduras, lesiones severas de columna vertebral con compromiso de médula espinal, lesiones oculares que comprometan la agudeza o el campo visual o lesiones que comprometan la capacidad auditiva.

La investigación de cualquier de los eventos mencionados consiste en un estudio ordenado de los hechos o situaciones que generaron la ocurrencia del evento. Es muy importante que los empleadores identifiquen las fallas en las que pueda incurrir su personal trabajador en el desarrollo de los procesos propios de la Organización que pueden causar una agravación de los riesgos propios de la actividad que desarrolla. Es equivocado afirmar que un accidente o incidente siempre es responsabilidad directa del empleado, es más importante encontrar las causas y no los culpables, propendiendo por la prevención de hechos futuros semejantes.

Es responsabilidad del empleador realizar la mencionada investigación, con el fin de determinar y establecer los mecanismos de prevención y acciones correctivas y preventivas que permitan mitigar los riesgos que produjeron el accidente o incidente, velando así,  por el   bienestar integral de sus trabajadores y de la productividad en las empresas.

La investigación debe ser realizada por personal calificado y debe llevarse a cabo tan pronto como ocurra el evento y en lo posible en el sitio donde ocurrió. Se debe aportar como causa de los accidentes o incidentes, los hechos demostrados, no los que se apoyen en hipótesis.

Es importante tener en cuenta que para eventos graves o mortales es necesario que el equipo investigador este conformado por: miembros del Comité Paritario de Seguridad y Salud en el Trabajo (COPASST) y/o Vigía de Seguridad y Salud en el Trabajo, Jefe Inmediato y persona a cargo del Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo. Dicha investigación se debe realizar dentro de los quince (15) días siguientes a su ocurrencia, en los formatos que cada Administradora de riesgos laborales (ARL) maneja, con los anexos que se consideren necesarios aportar tales como: versión de testigos,  documentación de procesos y procedimientos, documentos de inducciones, reinducciones y capacitaciones, documentos dónde conste el mantenimiento de los equipos y/o herramientas, constancia de entrega de elementos de protección personal, datos fotográficos, entre otros. El formato de investigación debe ir  firmado por el Representante Legal de la empresa y el profesional con licencia vigente en Seguridad y Salud en el Trabajo y se debe radicar en la respectiva ARL y/o organismos competentes.

Es de vital importancia que una vez sucedido un incidente o accidente de trabajo, exista un compromiso de la Gerencia quien debe:

•Acatar las recomendaciones que se deriven de la investigación

•Definir las políticas frente a la prevención de riesgos

•Asignar recurso humano idóneo.

•Asignar recurso financiero y/o físico en los casos que amerite

•Implementar programas eficientes y eficaces