La tecnología nos ha cambiado la vida. Hoy podemos hacer una transacción bancaria por Internet en dos minutos cuando antes nos demorábamos hasta una hora en la fila del banco, y con ello, de una forma u otra le estamos ganando una hora a la vida misma. Hoy prácticamente podemos montarnos a un avión con solo un clic desde cualquier computador, todo porque el tiempo, la comodidad y la simplicidad de los procesos encabezan la lista de las exigencias de los clientes. La tecnología bien podría definirse como la adaptación y transformación que el ser humano hace de su entorno para proveerse una mejor calidad de vida.

Es lo que ocurre con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat, que recientemente entró en vigencia en su formato digital, lo que permite a los usuarios, portarlo en sus dispositivos móviles. La norma que rige su uso es la resolución 4170 de 2016 del Ministerio de Transporte. Esto sin duda, plantea una revolución en el sistema ya que según Fasecolda, en el país circulaban 7.8 millones de vehículos con el Soat. El 54 por ciento de los automotores cubiertos con esta póliza obligatoria corresponde a vehículos y el 46 por ciento restante a motocicletas.

El Soat electrónico plantea tres beneficios fundamentales: La primera y la más obvia es facilitarle al conductor la manera de portar el seguro obligatorio. En segundo lugar le ayuda a las autoridades de tránsito a detectar en tiempo real la autenticidad de una póliza gracias a las medidas de seguridad que tiene el documento en donde a través de un código QR se encripta la información del seguro y del vehículo para poder verificarlo El tercer beneficio es de cara a las IPS porque les quedará más fácil identificar cuál es la entidad que debe pagar los servicios o las atenciones en salud que ellos presten a personas lesionadas por accidentes de tránsito.

El Soat electrónico es un documento con características que buscan garantizar su autenticidad, integridad, inalterabilidad y fiabilidad. Es entregado por la aseguradora a los tomadores del seguro a través del correo electrónico del ciudadano, quien puede guardarlo en dispositivos móviles como celulares, tabletas o computadores. Es por eso que todas las aseguradoras y nosotros en particular, tenemos en nuestros sistemas de información el nuevo formato y la tecnología para expedir las pólizas con el código QR que trae información cifrada.

No hay que olvidar que la multa por no portar el Soat es de 30 salarios mínimos vigentes diarios, unos 738.000 pesos, a lo que se suma la inmovilización del vehículo por parte de las autoridades de tránsito, lo que ocasiona gastos adicionales de grúa y pago del parqueadero al momento de retirar de nuevo el vehículo de los patios.