Muertes y accidentes laborales se reducen en el Atlántico

Consejo Colombiano de Seguridad advierte sobre el alto porcentaje de trabajadores que no está en el Sistema de Riesgos Laborales.

Si bien las cifras de accidentes laborales en Colombia y el Atlántico han disminuido este año frente al 2017, el Consejo Colombiano de Seguridad llama la atención sobre la alta informalidad que hay en Colombia donde solo la mitad de los trabajadores está afiliado a riesgos laborales.

La presidente del Consejo, Adriana Solano, señala que mientras persistan los altos niveles de informalidad será difícil que se logre un impacto sistemático y consistente a largo plazo en la prevención de la accidentalidad laboral.

De los 22,6 millones de trabajadores que había en 2017 en el país, el promedio de afiliados al Sistema General de Riesgos Laborales fue de 10,2 millones. El número de empresas en el sistema fue de 742.450.

Las cifras del Atlántico, indican que entre enero y mayo de 2018, se registró una disminución del 25% en muertes laborales frente al 2017 y de 19% en accidentes laborales, mientras que las enfermedades laborales aumentaron 13%.

A nivel nacional, al comparar las cifras de 2017 con las de 2016 se evidencia una reducción del 7% en accidentes laborales, según la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda).

Explica que la construcción es una de las ramas más riesgosas en materia de accidentes laborales, junto con la industria manufacturera, minas y canteras y agricultura, entre otras.

De acuerdo con el gremio, el año pasado cerró con 655.570 accidentes laborales, mientras el número de enfermedades calificadas como de origen laboral fue de 9.690, dato 8% inferior al de 2016.

Las estadísticas muestran que en 2017, en promedio 6,4 trabajadores de cada 100 sufrieron accidentes laborales.

“Algo que nos preocupa es que bajó en 18% la población vinculada al Sistema de Riesgos Laborales”, afirma la dirigente gremial, quien señala que uno de los retos del sector es ampliar la cobertura.

Para el Consejo, la informalidad laboral no solo implica que el trabajador está por fuera de la cobertura del sistema, sino que impide generar estrategias de prevención para reducir la accidentalidad laboral.

La ejecutiva asegura que teniendo en cuenta que el trabajador por cuenta propia tiene una alta participación dentro de la población ocupada en Colombia, los colombianos deben reconocer que pertenecer al sistema “no es un gasto, sino una inversión en su futuro”. Es necesario que en el país “se robustezcan las cifras” del sector para identificar con mayor precisión cuáles son las actividades de trabajo con riesgo de accidentalidad laboral.

Un análisis del Consejo señala que la productividad y la competitividad también se ve afectada para la baja cobertura de seguridad laboral. Ello teniendo en cuenta que un accidente o una enfermedad laboral no atendida golpea los procesos productivos de las empresas.

De otro lado, Solano anunció que el Consejo Colombiano de Seguridad realizará el 51 Congreso de Seguridad, Salud y Ambiente del 27 al 29 de junio en Bogotá.

Fuente: www.elheraldo.co

Fuente: Prevencionar.com.co