Las claves para evitar y controlar el dolor de espalda en la oficina

Además de mantener una buena postura, el ejercicio y la alimentación son importantes

Heidy Monterrosa - This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Acciones que se realizan en el ambiente laboral como hacer movimientos repetitivos, permanecer sentado por largas horas y el levantamiento de objetos, especialmente de los pesados, pueden generar dolor de espalda.

Para prevenir estas molestias, la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos (Aaos, por sus siglas en inglés) recomienda hacer ejercicio regularmente para que los músculos que soportan la espalda se mantengan fuertes y flexibles. Lo ideal es hacer, por lo menos, tres sesiones de ejercicio semanalmente o caminar, como mínimo, 45 minutos al día a buen ritmo.

Otras de las recomendaciones son mantener un peso saludable, ya que el sobrepeso agrega presión a la columna vertebral y a la zona lumbar, y no fumar, pues el humo y la nicotina causan que la columna vertebral envejezca más rápido de lo normal.

La alimentación también es importante: es conveniente restringir las grasas saturadas y optar por grasas saludables como los Omega-3. Se debe comer proporciones adecuadas de carbohidratos, consumir frutas y verduras todos los días, y mantener un buen nivel de hidratación al consumir, al menos, dos litros de agua diarios.

En cuanto a la postura, en momentos de relajación se debe mantener la espalda recta y apoyada en el respaldo de la silla con los hombros relajados y las rodillas alineadas en altura con la cadera.

Cuando se esté sentado en una silla, lo recomendable es no cruzar las piernas y apoyar los pies en el suelo, alinear la cadera con las rodillas, tener los hombros relajados y los codos en ángulo recto.

Fuente: Larepublica.co