Únicamente tres de cada 10 colombianos han comprado un seguro voluntario

De los encuestados, 90,3% cuenta con al menos un producto.

Valerie Cifuentes

De acuerdo con el Primer Estudio de Demanda de Seguros 2018 realizado por la Superintendencia Financiera, Banca de las Oportunidades y la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), de 11,5 millones de hogares que representan el análisis, 90,3% tiene al menos un seguro.

Aunque esta cifra es alta, la que significa uno de los retos más grandes para la industria aseguradora es aquella que evidencia que únicamente 30,3% de los colombianos cuenta con un seguro voluntario. Además, otro reto es que este porcentaje está concentrado en personas de ingresos altos.

De acuerdo con Alejandra Díaz, directora de Inclusión Financiera y Sostenibilidad de Fasecolda, se habla del dato 90,3%, pero hay que recordar que este hace referencia a las personas que manifiestan tener aunque sea un seguro. La funcionaria explica que “en el caso de una persona que tenga su afiliación a la EPS, este régimen subsidiado es su seguro, y es válido porque es un esquema de protección en salud, pero cuando hablamos de los seguros ofrecidos por las compañías de seguros, solo 30,3% manifiesta tener un seguro voluntario”.

Lo anterior indica que la brecha de aseguramiento en el país todavía es amplia, pues aún cerca del 70% de la población no accede a los seguros voluntarios. Esto de acuerdo con Díaz, también representa una oportunidad para que la industria busque la manera más apropiada para llegarle a estas personas.

César Caballero, gerente general de Cifras & Conceptos, firma que realizó el análisis estadístico del estudio, aseguró que “el informe demuestra que ese universo de demanda no es homogéneo, sino que está en distintos segmentos y que cada uno debe merecer una estrategia diferencial para tratar de llegar con los seguros más adecuados”.

El análisis demuestra que, en temas de acceso, la región con mayor esquema de protección con algún seguro es la Pacífica con 96,4%, y la menor es la Atlántica con 83,3%. Lo anterior, según Juliana Álvarez, directora de Banca de las Oportunidades, permite entender las necesidades de las personas y así crear productos que se adapten a estas. “Tenemos que diseñar productos diferenciados para poblaciones distintas. Tenemos que llegar a los más vulnerables”, agregó.

Otro reto es ampliar los canales digitales, pues los medios físicos continúan siendo preponderantes para recibir información, pagar, o renovar y acá el principal medio de pago de la prima es el efectivo con 55,9%.

Fuente: Larepublica.co