Uno de cada cuatro carros transitan por Bogotá sin Soat

Según el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), en el país la cifra es más alta: cerca del 45 % del parque automotor no tiene el seguro vigente. Algunos propietarios de vehículos alegan que es un documento muy costoso.

Andrés Mahecha tiene un Renualt 9 modelo 87 y desde el 11 de agosto de 2017 no ha podido pagar el Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (Soat) ni la revisión tecno mecánica. Según él, el precio de ambos documentos es alto. Por eso, para que el carro no se dañe, de vez en cuando da un paseo corto y lo vuelve a guardar antes de que lo multen. Mahecha es apenas un ejemplo de la cantidad de propietarios que tienen vehículos sin sus papeles al día.

Según el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt), en el país cerca de 45 % del parque automotor de Colombia no tenía Soat vigente. En el caso de Bogotá, aunque el panorama es menor, de igual forma preocupa: el 25%, es decir, uno de cada cuatro carros circulan sin el seguro obligatorio. 

Si bien, Bogotá no es la ciudad que más evade este impuesto, la preocupación radica en que cada dos días mueren tres personas en accidentes de tránsito. Esto sin contar la cantidad de heridos a diario.

El Runt explicó que en el territorio nacional la situación de las condiciones de los carros es preocupante, ya que también el 56 % de los vehículos de Colombia no tienes la Revisión Técnico Mecánica (Rtm) al día. Por esto, las autoridades con el fin de disminuir el número de carros sin Soat, publica mensualmente en su página web las placas de los carros que no están al día con esta obligación.

“Teniendo en cuenta los altos índices de incumplimiento y los riesgos que representan en la seguridad vial de los ciudadanos, la concesión Runt publicó en su página web el listado de placas con Soat y RTM con fecha de vencimiento en marzo de 2019, para ayudar al ciudadano a cumplir estas obligaciones”, indicó la entidad.

El Runt hizo un llamado a las personas como Andrés, que no han pagado el SOAT, para que atiendan la obligación y no jueguen con la vida tanto de sus familiares como de otros actores viales.

Fuente: El Espectador

Fuente: Fasecolda.com